Fotos : La fugacidad de lo eterno

viernes, 13 de julio de 2007

Fotos






ERNESTO SABATO dice: La vida son fotografias…



Un dia especial

Ayer, en Argentina, mas precisamente en Buenos Aires ocurrió un hecho excepcional, para nosotros diria:unico, algo que sucede muy esporádicamente,¡¡nevó!!. En una ciudad donde la humedad es la “reina del plata”, fue toda una noticia, la gente estaba feliz, familias enteras realizaron muñecos de nieve, era extraño ver a miles de personas alrededor del obelisco tirándose bolas de nieve.
Sin embargo me llamo la atención que todo el mundo se sacaba fotos incluyéndome, con cámaras de distinto tipo, entonces recordé al ver el mar de flashes, el viaje realizado por Cecilia, la madre de mi hijo Tom, a Bolivia. Me contaba que quiso tomarle unas fotos a una mujer y esta no quería, porque según su creencia, si ella accedía a su requisitoria, parte de su espíritu se iba con dicha foto.
Viendo la diferencia de tradiciones, comencé a cuestionarme cual era el sentido de retratarse, para que, porque nosotros cuando somos fotografiados, lo realizamos en un momento de plena armonía, de felicidad, seguramente queriendo plasmar la unión de sentimientos encontrados, podríamos decir, que estamos entregando lo mejor de nuestro espíritu al servicio de aquella foto que tal vez formara parte del álbum familiar o no y estoy seguro debe ser así, porque de hecho no recuerdo tener en mi álbum familiar, la imagen del tío mas querido mientras lo están velando. Y entonces me pregunto a ¿donde irán aparar todos estos recuerdos, todas estas entregas de afecto cuando nosotros, nuestros hijos y nietos no estemos mas en este mundo? ¿A un tacho de basura? ¿Las quemaran y con ello nuestra entrega habrá sido en vano?
Pero las fotos al igual que las cartas de amor, están hechas con papel que en un principio estaban en blanco y que para completarlos en ambos casos, hubo de haber deseos de afecto y un espíritu de perpetuidad. Dicho deseo en ambos casos, es efímero si lo vemos como un simple papel, lo único que sobreviven son las palabras en nuestro presente memorioso. Palabras de amor, caricias al alma eso es imposible de estrujar y de quemar a través del cualquier tiempo.
Al concluir estas letras me fui a caminar y en el camino, un tacho de residuos tirado, que era destruido por unos perros muertos de hambre, por entre la basura pude divisar un papel donde se encontraba una canción del Cuchi Leguizamon que dice así:

Cartas de amor que se queman

Manuel J. Castilla - Gustavo Leguizamon

Ay, niña, no queda nada
de todo lo que soñamos
nuestro amor son estas cartas
que están quemando mis manos.

Son como un ala de luto
volando, papel quemado
las cartas donde lloraba
este pecho enamorado.

Flor del olvido
cartas de amor,
el que las quema no sabe
que enluta su corazón.

Yo no sé por qué la pena
por tus ojos se va lejos
y no sé por qué los míos
se van dolidos con ellos.

Cartas de amor que se queman
flores negras en el viento,
le dejan al que ha querido
el corazón ceniciento.


11 comentarios:

Mar dijo...

Todo es efímero...
¿No sobreviven en todo caso imágenes impresas o no en papel, (pueden quedar siempre por dentro), tanto como las palabras, que también pueden quedar sólo por dentro? Y no son las imágenes representaciones en las palabras?

Me gustan las fotografías (desde adentro) ;-)

PD: me intriga tu reproductor en fondo negro. Cómo hacés para que no salga en blanco?

Gracias por Liliana Herrero
Buen finde

PD:

Mar dijo...

Ahhhhh ya salió.......
Se ve que porque me había bajado un tema ajeno.

La PD... ;-) los temas completos no?

todas las cosas que vienen me recuerdan a ti dijo...

Mar, realmente todo es efimero, Liliana Herrero siempre esta, los temas salen completos los revise uno por uno, gracias por tu visita,nuevamente gracias.

Para, creo que voy a vomitar dijo...

Yo nunca había visto nevas hasta este año!!! Es algo muy especial. Parece tonto pero no lo es.

Yo también hice un montón de fotos!! :)

todas las cosas que vienen me recuerdan a ti dijo...

Un gusto que desde tan lejos te hayas llegado hasta aqui, la verdad las fotos me dan pudor.

Laly dijo...

Observo tus fotos...me recuerdan a mis viajes por Cuzco...a la nevada en Baires...son bellas ,amo la fotografìa,ellas son las ùnicas que hacen que cada momento sea eterno...y las estrellas fugaces.

Un beso, que tengas buena semana
:D

todas las cosas que vienen me recuerdan a ti dijo...

Laly, gracias por posar tus ojos en este humilde blog.

AiguaMel dijo...

La nieve es alegría, nos aporta paz y armonía. Las fotografías son recuerdos impresos o digitalizados.

Todas quedan al final en el pasado, y hoy es hoy no fue ayer.

Un abrazo

todas las cosas que vienen me recuerdan a ti dijo...

Coincido contigo hoy es hoy, un placer, el haber recibido tu comentario

Abril Lech dijo...

Es que el impulso de infinitud se nos impone, en especial en los momentos en los que nos sentimos mas plenos. Y necesitamos ser como dioses atesorando -ilusoriamente a perpetuidad- esos instantes.

La red ha venido a darle un sentido mejor a nuestras fotos, las de compartir con el mundo que lee a través de la red, lo que nuestros ojos observan al caminar.

Tal vez entonces no sobreviva, pero ha sido un momento "compartido".

Me uno a las gracias por Liliana Herrero.
Besos!!!

todas las cosas que vienen me recuerdan a ti dijo...

Abril, tu visita era un deseo, que se hizo realidad, gracias por comentar en este pequeño blog.