Roxana, la voz; Pedro codeandose con las musas : La fugacidad de lo eterno

martes, 29 de mayo de 2007

Roxana, la voz; Pedro codeandose con las musas




Cruzando el desierto ardiente
Seis aviones vi pasar
Dejando seis estelas sobre el pedregal
Un hexagrama escrito en los cielos
Las cuentas de mi diapasón
Amelia, una falsa alarma más


Los jets y su zumbido
Que adormece la atención alteran tiempo
Y estaciones con su triste canción
Y así la vida se forma un álbum
Fetiche de postal
Amelia, es una falsa alarma más


La gente te cuenta donde fue
Te dice donde ir
Pero hasta que vayas ahí nunca podrás saber
Donde unos hallan un edén
Otros siembran dolor
Amelia, eso es una falsa alarma mas


Quisiera que este a mi lado hoy
Como he de obedecer
Su voluntad de ya nunca volverme a ver
Así es que escondo este dolor
Y el camino se volvió obsesión
Te digo, Amelia fue una falsa alarma más


Fantasma de aeroplanos
El cielo la devoro
O el ancho mar igual que yo quería volar
Como ICARO ascendiendo
En bellos brazos que no lo sostendrán
Amelia era una falsa alarma más

Creo que nunca ame de verdad
Me temo que es así
Siempre hubo nubes en lo alto de helado confín
Y viendo como desde allá arriba
En sus brazos me fui a estrellar
Amelia, apenas una falsa alarma más


Pare en el hotel “Los Cactus”
A enjuagar la soledad
Y me dormí en la almohada de mí vagabundear
Soñé con siete cuarenta y sietes
Sobre campos sin alambrar
Sueños, Amelia, sueños y es una falsa alarma mas

1 comentario:

Mar dijo...

Bellísima letra, Pedro siempre se codea con las musas... :)

Bello comienzo de blog.
Gracias por el ruso Verea!!!!!!

El agradecimiento por lo poetas... Qué decir!

Estaba en el post dedicado a Alba, y en las estrellas en el que hablás de tu padre.
Y de repente salté en el tiempo.


Recorro, despacio.
Y disfruto.

Un saludo