De barro : La fugacidad de lo eterno

miércoles, 26 de septiembre de 2007

De barro






“Un pintor nos prometió un cuadro.
Ahora en New England, sé que ha muerto. Sentí, como otras veces, la tristeza de comprender que somos como un sueño.”

Jorge Luis Borges





Para Anibal, en el lugar donde se encuentre





- Escúchame hacemos el asado mañana?
- Mañana?!!!
- Claro, tenés algo que hacer?
- No, no dale, compras vos o yo?
- Quédate tranquilo compro y después arreglamos

Todos los asados con Daniel, son así de un día para otro, bueno en realidad somos seis los que nos reunimos cada quince días, pero él y quien les escribe somos los organizadores.
Nos sentamos a comer a las ocho o nueve de la noche, hasta casi las tres del otro dia, donde comienzan los mates, hablamos pavadas, cosas simplísimas y triviales que me dejan acercarme a la felicidad .Yo le llamo sabados de terapia, me rió tanto que después me duele la mandíbula, así de ese modo termino relajado para toda la semana.
Pero este sabado va a tener una particularidad, vamos a realizar la despedida postergada de Aníbal.
Con él tenía una relación muy particular, era patrimonio suyo un humor grotesco que a mi me fascinaba.
Gran tipo Aníbal, un tipazo.
Aún lo siento reírse, decir tonteras y volver a reírse como un trueno .Feliz
Murió hace diez días.
Me acuerdo de sus palabras…

- Che! Nada de lágrimas no sean maricones ¡ ustedes hagan un asado, eso si me ponen un disquito de “la Varela”, después descorchen un buen tinto, sirvan un vaso de más y brinden conmigo, pero les puedo pedir un favor?
- Si, dijimos casi al unísono.
- Brinden en copas de champán, después cada vez que se reúnan brinden conmigo, Ese sí que es un regio sueño, brindar todos los días con champaña!

Seis copas de champaña, todas llenas, mas allá la garganta de “la Varela” que pide un trago, la luna se desparrama sobre la mesa, esta noche el cielo esta lleno de lagrimas, si Aníbal hasta el cielo es maricon y olvídate que no llore la puta que te parió.


De barro


Estoy mirando mi vida
en el cristal de un charquito
y pasan mientras medito
las horas perdidas,
los sueños marchitos.
Y están tus ojos queridos
en el espejo de barro,
fantasmas de mi cigarro,
reproche y olvido,
consuelo y perdón.

Vuelven tus ojos lejanos
con el llanto de aquel día...
pensar que puse en tus manos
una culpa que era mía,
pensar que no te llamé
y me alegré
mientras estabas penando,
pensar que no te seguí
y me reí
cuando te fuiste llorando...
Y hoy que no vale mi vida
ni este pucho de cigarro
recién sé que son de barro
el desprecio y el rencor.

Así, midiendo tu pena,
noches y noches consumo,
buscando ver en el humo
del pucho que fumo
tu imagen serena.
Y al encontrarte perdida
entre cigarro y cigarro
sé que fue todo de barro,
de barro mi vida,
de barro mi amor.

Homero Manzi


15 comentarios:

*AntagoniSta* dijo...

Espero que le caiga en gracia a Aníbal, pero yo no me quedo afuera del brindis por nada del mundo, desde acá y en copa de champaña... que de un sorbo me trago la lágrima...



Apenas tenga el demo del tam, se lo mando al fan de Arbol (tu hijo)... gané un concurso por esas casualidades de vaya a saber quién!, te dejo el link http://www.clarin.com/suplementos/si/2007/09/21/3-01503227.htm

Fé de erratas: Lo de tucumana es porque hace poco casi nada, me mudé a esa pcia, estimo que de ahí viene el enriedo, para enojo de mi pueblo, claro.

anngiels dijo...

Si al leer este texto no se nos cae una lágrima del corazón es que somos no de barro, menos que eso, de nada. Para Anibal un brundis del cual me voy colando, para vos un abrazo porque seguramente es como que a ese árbol del que formás parte le han arrancado una rama florecida. El tema de homero una barbaridad como todo lo de Manzi. Otra vez un gusto pasar por aqui aunque te digo que me llevo la melacolía pegada en el alma


anngiels

Cory dijo...

Me hizo profundamente feliz haber conocido la sonrisa de Aníbal a través de tus letras.
Miraba por la ventana, y buscaba su reflejo, su perfil, sin dudas pude verlo, y con él recordé a los míos que desertaron vaya a saber uno a que escenario mejor.

Quizás sean esos los contrastes de nuestra vida, que componen el dolor/amor, angustia/alegría, realidad/ilusión, felicidad/tristeza, vida/muerte, todos como trazos de un mismo pincel, sobre un mismo cuadro...

Maravillosa forma de contarlo mi estimado, una lágrima y una sonrisa.

Magui dijo...

Primera vez que te visito y me encuentro con una sensación conocida, dolorosamente conocida...
¡qué tristeza tan enorme cuándo despedimos a un amigo!
desde acá levanto mi copa por Aníbal y por los míos que también hacen un guiño mientras te leo.
Una abrazo.

Mar dijo...

Sí, brindar claro, la copa allí. Y la risa de Aníbal, y la de todos.
El nudo en la garganta, y no mirar al cielo hasta que escupa estrellas; y entonces volver a alzar los ojos con la paz de que le que le cumplen al amigo.

No se le falla a los amigos.

Un abrazo con el alma.
Remus.
(Y un nudo en la garganta, cómo no?)

AiguaMel dijo...

Creo que esa es la mejor despedida si señor, champan en copas de cristal cada quince días.

Un abrazo

Abril Lech dijo...

Vengo y me quedo así, pequeñita y desorientada en la tristeza de leerte... perder un amigo, perder un ser amado, no estamos preparados... entiendo ahora tu coktail de sentimientos... Y no se bien qué decir... Tu relato me conmueve y es una forma muy especial de recordar a tu amigo... Te dejo un beso conmovido y cierro mis sesiones de domingo en la mañana para irme con esta pena que deja una señal, porque al fin y al cabo todo es de barro cuando llega la muerte. Coincido con Anibal. O la Varela. O... ya no se bien... Besos!

solo mi version.... dijo...

me da cierto alivio pensar que todo lo que de alguna manera nos hacen los hace meditar mas adelante ya sea con pucho en mano, licor en la otra...
Es increible todo lo que uno hace por amor...y todo lo que uno hace por desamor...
Es para meditar el tema...
pero cuando mas enamorado? cuando no lo tienen...EL AMOR...es altruista.

te dejo un beso

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

...Que buenas "terapias" con amigos, esas son las mejores ... y que buena manera de despedir a un amigo, siguendo disfrutando la vida por ustedes y por el...siempre el en sus recuerdos de sus asados...

saludos,
Lena

AkashA DulcineA dijo...

Si somos un sueño... la muerte solamente es una interminable siesta...

V V

Mar dijo...

Hola Sr, cómo estuvo el asado?
No me olvidé a pesar de que estábamos, muchos, con más pesar y tristeza que otra cosa.

Golpes.........

Bueno, ya le abrí el sitio que oscila entre el sí y el no.
O mejor, como le dije en el mail.

(Y ya meestá entrando mail suyo y con sólo ver el título... jajajajaja!!!! Ya corro a leerlo)

Beso enorme, Remus

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Hola.
Primera vez que paso por tu blog y quedé realmente muy emotiva.

Buen homenaje a tu amigo Anibal.
Levanto tambien mi copa en honor a él.

Saludos desde Costa Rica

Irantzu dijo...

Esas terapias de risa y buena onda las conozco yo también! Las conocí "tarde", pero valió la pena la espera...
Brinda por tu amigo, brinda siempre, brinda en tu corazón todos los días.

mabel casas dijo...

de barro
de pachamama
de moldearnos derretirnos y endurecernos
y mientras tanto la vida
y un tanto la muerte

en ese barro se suma la lágrima,un parto diferente y un adiós de presencia, que siempre queda vasija en cuore de quién se ha querido mucho

tu narración pone en mi este clima y te lo cuento
gracias por visitar mi blog
en el ida y vuelta repetido está el sentirnos del mismo barro todos al fin y a mucha honra
cariños

JuanBM dijo...

Hola

Muchas gracias por el comentario, a mí también me gusta tu blog. Hecho también de profundas miradas sobre lo que nos rodea. Tania, leerá tu comentario el lunes que vuelve, pero yo dejo aquí testimonio de agradecimiento y digo que volveré muchas veces.

Un abrazo